CUADRADO NEGRO

STALKER

Fue entonces cuando el mítico cuadro de Malevich se presentó como una necesidad a representar, como una vía de investigación a continuar. Considerado en cierta manera un punto de no retorno en la historia de la pintura simbolizaba el callejón sin salida en el que se encontraba aquel científico condenado a calcular infinitamente la incertidumbre, el mismo callejón ruinoso al que nos había llevado la falta de conciencia en el conjunto de la cadena de los medios de producción de nuestro globalizado mundo actual.

Pedí entonces a distintos físicos que transcribiesen o pensasen como transcribir científicamente el mítico cuadro de Malevich que se utilizó como estandarte en su entierro. Cuadrado Negro o Lapidario de un Cuadrilátero se desplegó en infinidad de posibilidades de representación científica.

LINAREJOS MORENO

 

Stalker-Cuadrado negro I. 2008. 146x200cm. Fotografía lambda, metacrilato de colada y marco. ©

 

Stalker-Cuadrado negro II. 2008. 95x130cm / 146x200cm. Fotografía lambda, metacrilato de colada y marco. ©

 

Stalker-Cuadrado negro V. 2008. 25x30cm. Fotografía lambda en vitrina. ©

 

3

Stalker-Cuadrado negro III. 2008. 91x150cm / 147x241cm. Fotografía lambda metacrilato de colada y marco. ©